Mostrando las entradas con la etiqueta Planificación. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Planificación. Mostrar todas las entradas

Planificar planificando



Sugerencia de planificación anual

Algunas consideraciones al momento de planificar cualquier lección: 

dedica un tiempo adecuado para preparar la clase, lee el pasaje tomando en cuenta el trasfondo bíblico y cultural. 

  • Lee muchas veces el pasaje bíblico para que domine la trama en que se desarrolla la historia. Cuando des la clase, si es posible lleva una Biblia ilustrada y comparte con los niños las imágenes. 
  • Si hay tiempo suficiente puedes dramatizar las historia con los niños permitiéndoles participar espontáneamente. 
  • Prepara el texto a memorizar de una manera visual (cartulina o figuras). Apréndelo bien para que el niño vea tu ejemplo y de ser posible que el texto permanezca en la clase todos los días. 
  • Y algo super importante: consigue todos los materiales que vas a utilizar, dibujos, franelógrafo, disfraces, y ten todo preparado de antemano.
Este es un modelo de planificación anual con mi material.
Lo que hice fue relacionar los principios bíblicos de la vida de los personajes con los valores y las emociones a trabajar.

Ustedes podrán cambiar los meses o adaptarlo a sus necesidades y las de sus niños.

En este caso lo que hice fue enlazar los temas con los personajes, así por ejemplo después de ver a Adán y Eva podemos hablar de una de las emociones, la vergüenza.
Luego trabajamos Noé y lo vinculamos con uno de los valores, la paciencia.
















Esta es solo una idea para organizar los temas, pero seguramente tu encontrarás muchas opciones más que se adapten a tus niños.

Si desea más información sobre como ser miembro puede visitar aquí




5

Planificar planificando



Una herramienta necesaria

Después del Maestros en Acción del mes pasado sobre los temas de la planificación recibí varios mensajes pidiendo ayuda sobre la forma de planificar. El año pasado en el Maestros en Acción de Noviembre subí algunos consejos, aquí les dejo los links para los que no lo vieron


¿Alguna vez te pasó algo así?



¡A mí también! Con el tiempo aprendí a llevar adelante mis clases de la manera más organizada (y flexible) posible.
No pretendo darte una receta con la garantía de que siguiendo todos los pasos funcionará porque no será así. Yo puedo contarte lo que funciona para mí y sugerirte ideas para que puedas lograrlo pero siempre dependerá de cada maestro/a encontrar su estilo y el método con el que se sienta más cómodo a la hora de planificar.

Ahora, lo que sí puedo garantizarte es que si dedicas un tiempo para planificar las clases, programar los temas con anticipación y preveer los emergentes que puedan aparecer, los resultados serán diferentes.

Recibo muchos correos de maestros y mamás que se sienten frustrados a la hora de dar sus clases o devocionales. Y después de leerlos me dí cuenta que en muchas ocasiones la frustración viene de tener expectativas equivocadas. ¿Qué significa? Que muchas veces planificamos hermosas actividades y pasamos mucho tiempo armando recursos pero no son acordes a la edad de los niños o a sus intereses e incluso a sus capacidades evolutivas.



Teniendo en cuenta todo ésto, y considerando que muchos de ustedes planifican el año 2016 en los últimos meses del año, desde el lunes 5 hasta el viernes 9 compartiremos algunas ideas y tips para que la planificación sea una herramienta y no una pesadilla :)


¿Qué es planificar?


Estamos todos de acuerdo que es mucho mejor planificar nuestra tarea que no hacerlo pero ¿qué es planificar?
En el diccionario encontré algunas definiciones, veamos alguna de ellas:

*Es el proceso de establecer metas y elegir medios para alcanzar dichas metas.

*La planificación… se anticipa a la toma de decisiones. Es un proceso de decidir… antes de que se requiera la acción.

*Es el proceso consciente de selección y desarrollo del mejor curso de acción para lograr el objetivo.

Para mí es el proceso que sigo para determinar la forma en la que haré las cosas para alcanzar mis objetivos. La planificación no siempre es explicita o está impresa en un papel. Diariamente planificamos nuestras actividades. Lo mismo sucede en la planificación de nuestra tarea con los niños. Tenemos metas propuestas. Y planificamos de qué manera las vamos a alcanzar.



¿Qué es planificar para ti?

Ahora, la planificación es un proceso. Comenzamos proponiéndonos metas, estrategias para alcanzarlas y terminamos evaluando las mismas. Y volvemos a comenzar basados en nuestra evaluación. Las actividades y métodos que utilizamos son las formas que tenemos para que los niños conozcan más de Dios y de su plan para sus vidas pero no son el fin en si mismo.

Planificar implica un reajuste permanente entre metas, estrategias y logros.
Al ministrar a los niños, es importante tener la meta correcta. La meta no es cumplir con algún programa o realizar alguna actividad.
Dios tiene un propósito para cada uno de los niños que están en tu clase, en tu célula, en la hora feliz o en tu hogar.
Nuestra meta debe ser que los niños conozcan este propósito por medio de nuestra enseñanza.

Siempre buscamos la dirección de Dios en oración para que nos de sabiduría y las palabras adecuadas para que los niños entiendan la clase. Oramos también por los niños que tendrá en su clase para que el Espíritu Santo obre en los corazones de los niños de acuerdo a sus necesidades.

¿Qué hago con todo esto?



La planificación tiene algunos elementos que debemos conocer para que pueda sernos útil. 


OBJETIVOS
¿Por qué enseño lo que enseño? Esos son los objetivos de tu planificación. Planificar incluye determinar los objetivos a alcanzar: que deseo que sepan, hagan y sientan mis niños. Esto es como decidir hacia donde apuntamos con la lección. Una vez que tenemos los objetivos propuestos estamos en condiciones de pensar cuales estrategias nos van a permitir alcanzarlos.
Algunas preguntas que podemos hacernos luego de plantear nuestros objetivos son:
¿Están de acuerdo al nivel evolutivo de los niños?
¿Priorizan algún aspecto? ¿Descuidan otros? ¿Cuáles?
¿Dan dirección al proceso de enseñanza?
¿Están referidos a los contenidos seleccionados?



CONTENIDOS/ TEMAS
¿Qué enseño? Esos son los temas o contenidos o principios de tu enseñanza. Estas son algunas de  las preguntas que podrás hacerte al momento de seleccionar los contenidos que vas a enseñar
 ¿Cómo surgen estos contenidos? ¿Están propuestos por tus líderes o pastores?
¿Son contenidos propuestos por tu manual de enseñanza?
¿Se adaptan a los intereses y necesidades de tus niños?
¿Son significativos para ellos?
¿Están de acuerdo a su edad?
¿Pueden comprenderlos?
¿Responden a los objetivos planteados?


NIÑOS
¿A quiénes lo enseño?
Tienes que tener siempre en mente el grupo de niños al que vas a enseñar. la edad, el nivel cultural, las limitaciones físicas, las características evolutivas, son algunos factores a tener en cuenta al momento de pensar en las actividades a realizar.


ACTIVIDADES
¿Cómo lo enseño? ¿A través de qué actividades voy a cumplir mis objetivos?
Tendrás que planificar diferentes actividades a realizar durante la clase. 

Inicio: son fundamentales porque despiertan el interés de los niños, serán acordes a la edad de los niños, creativas y cortas.

Desarrollo: tienen como objetivo favorecer la participación de los niños Mostrar la necesidad de cambiar Cambiar las dinámicas Utilizar recursos acordes a las edades de los alumnos 

Aplicación: son de transferencia a la vida personal del niño. Es el momento de aplicación en la vida de los niños, invitamos a los niños a responder al principio bíblico.



TIEMPO
¿Cuándo lo enseño? Es el tiempo en el que vamos a desarrollar las actividades que planificamos. Podemos planificar una lección de un día, podemos planificar mensualmente o podemos planificar anualmente.



LUGAR
¿Dónde lo enseño? Aquí podrás registrar los lugares en dónde se desarrollarán las diferentes actividades, si en tu clase/ casa hay rincones de aprendizaje, si preparaste alguna actividad en el patio o en otro lugar, etc



RECURSOS
¿Con qué lo enseño? Estos son los recursos que vamos a necesitar para poder realizar las actividades, mi consejo es hacer una lista lo más completa posible así te asegurarás de que no te falte nada al momento de dar la clase.


En los packs de la membresía encontrarás una planificación sugerida, es sencilla ya que la intención es que cada uno la pueda adaptar y recrear de acuerdo al lugar donde vive y al grupo de niños que tiene pero para que tengas una idea concreta te señalo los items en el gráfico.

Esta es de los niños mayores



Esta es de los packs para pequeñitos





0

Planificar planificando



Planificando con los más pequeñitos


Y si de los pequeñitos se trata...las rutinas y los hábitos son fundamentales al momento de dar las clases. Los niños pequeños se sienten a salvo y seguros cuando las actividades se repiten vez tras vez, aunque el contenido cambie, las actividades que pueden anticipar siempre funcionan bien con los niños pequeños.

Algunas sugerencias:

  • Da la bienvenida a cada niño y si usan algún cartel con el nombre entrégalo en este momento. Presenta a los niños nuevos, siempre muéstrate alegre por estar nuevamente con ellos, para seguir aprendiendo de Dios.
  • Si tienes alguna rutina de bienvenida con canciones es bueno hacerlo siempre en el mismo lugar, preparar un lugar de intercambio, donde sentados en ronda con almohadones o sobre una alfombra tengan un tiempo para saludarse.
  • Luego pasa la asistencia del día con los recursos que siempre usas.
  • A través de preguntas sencillas haz que los niños recuerden lo que han visto en la clase anterior.
  • Presenta el título de la nueva lección
  • De acuerdo a las dinámicas de la lección organiza a los niños.
  • Enseña el texto correspondiente a la lección.
  • Para terminar la clase realiza una pequeña oración con los niños.

Este es un modelo de planificación anual con las series Mi Padre es Dios
y Personajes Bíblicos




 


















0

Aprendizaje Activo



Aprendizaje Activo

Aprendizaje activo es, simplemente, "aprender haciendo".
Nuestro desafío es enseñarle a los niños a vivir la Palabra de Dios. ¿Te parece difícil? Tal vez al principio planificar usando los sentidos nos pueda resultar todo un desafío, pero si te animas, verás los resultados en niños disfrutando de las clases y de la Palabra de Dios.


Las personas aprenden a hacer bien solamente aquello que practican. Si se espera que los niños apliquen principios bíblicos en su vida diaria debemos asegurarnos que la enseñanza de esos mismos principios sea clara, e involucre todos los sentidos. 


La lista de actividades para hacer con los niños no tiene límites. Dependerá de tu imaginación.
No dejes que nada limite tu creatividad, ni el espacio físico, ni los recursos materiales, hay mucho que podemos hacer con lo que tenemos. 

A continuación te muestro un modelo de clase que hizo Ana Laura Bello






2

Aprendizaje Activo


Aprendizaje Activo


Nuestros niños captan la información a través de los sentidos en forma desigual.
Los niños recuerdan...
10% de lo que leen
20% de lo que escuchan
30% de lo que ven
50% de lo que ven y oyen
70% de lo que dicen a otros
90% de lo que dicen y hacen.

Nuestros niños captan la información a través de los sentidos en forma desigual.

Los niños recuerdan...

10% de lo que leen

20% de lo que escuchan

30% de lo que ven

50% de lo que ven y oyen

70% de lo que dicen a otros

90% de lo que dicen y hacen.

Después de leer esto, no nos caben dudas que tenemos que involucrar activamente a los niños en las clases.
Hay muchas estrategias simples pero eficaces que podemos implementar en el aula para promover el aprendizaje activo.
Involucra los cinco sentidos para lograr que los niños se involucren activamente en lo que están tratando de aprender.


Estas son algunas ideas que tengo en mi Pinterest y las comparto con ustedes.

 Fuente Pinterest


 Fuente Pinterest

Títeres de diferentes estilos y materiales, cajas con disfraces para representar las historias, máscaras, elementos para caracterizar a los personajes favorecen el "vivir la historia", nos ponemos en los zapatos del personajes, hablamos de lo que sentimos, de lo que creemos, de lo que hicimos...


 Fuente Pinterest

Los juegos también promueven el aprendizaje activo, hay que moverse, juntarse, separarse, colaborar, decidir. Involucran todos los sentidos además de los sentimientos.




El tiempo de arte no puede faltar en el aprendizaje activo. Tenemos que animarnos a dejar la caja de crayones y experimentar con materiales diferentes. Si tenemos remeras o camisas en desuso para que los niños no se ensucien, entonces no hay nada de que preocuparse. No necesitamos materiales caros, solo necesitamos desafiarnos a explorar nuevas texturas, aromas, elementos que encontremos a nuestro alrededor.




0
Back to Top